Del Estado de Derecho (o cómo purgar una grave negligencia a razón de 1500 euros)

Dos años tuvo este sinvergüenza para cumplir con su obligación. Tirado sirve no sólo para referirse a su apellido, sino también para definirle como ser humano. Lo último que he oído es que pretende recurrir la sanción que tan benévolamente le han impuesto sus corporativistas colegas.
Y luego quieren que confiemos en la Justicia.
Si Garzón es acusado por los casposos de efectista y acaparador de jaleo mediático, cuando lo que pretende es devolver a los afectados por la represión franquista su dignidad y sus muertos… a este inútil irresponsable lo defienden argumentando que no fue él quien asesinó a la niña. Sólo faltaba que nos vengan a dar lecciones. La cosa es que siempre la culpa la tiene Zp, porque no promueve reformas legislativas en pos de instaurar la pena capital.
Entonces mezclemos poderes, Legislativo y Judicial, ya sin recato. Y que el Fiscal General del Estado actúe contra este conservadurismo pro-conservación de la silla de la que el CGPJ hace gala. Y que este impresentable de mierda deje de calentarla con su asqueroso culo incompetente.
Inhabilitación ya.
Mucho ánimo para Juan José y familia.

*Noticia en Público.es

NOSOTRAS PARIMOS.

Tengo empacho de temita hoy.
Comencé el día con la incomprendida Aído en comparecencia . Al escuchar el tiempo que le llevará al Gobierno sacar la propuesta, pasé de la perorata y me metí en la Internete.
Esperemos pacientemente…a ver lo que tarda la gente en reaccionar. Lo más llamativo el plazo de las 21 semanas.
Hoy los coleguis blogueros se hacen eco de lo mismo. Algo que se agradece al menos, porque parece que el tema bulle en muchísimos cocos y sería lógico que de una vez por todas se debata sin medias tintas. En tres blogs, en concreto, se referencia un interesante artículo de Carl Sagan. Yo linkearé al más antiguo por fecha de publicación, el de piezas, aunque llegué a él desde lo de Fétido.
Para terminar el día, alquilamos una peli muy recomendable: “Juno”. La chavala es un encanto, los personajes cojonudos y los diálogos brillantes. Pero la opción que asume la protagonista es de una crueldad incierta y terrible. Mantengo que, quien oriente hacia la entrega en adopción a una menor embarazada, que aún tenga la opción de abortar, es un potencial destroza-vidas. Eso es la inmoralidad auténtica. La que es conocedora de las fatales consecuencias que algo así puede ocasionar en, al menos, dos personas. No es el caso de la peli, no lo cuento, mejor que la veáis si no lo habeis hecho aún. Pero sí que destacaré la relación inteligente y magnífica de los padres, aunque rarita un kilo, también es cierto.

En cualquier caso, aunque una mujer escoja libremente y sin el código penal en la nuca, temo que aún quede mucho tiempo para que no sea estigmatizada…sea cual sea la decisión final.
Lamentablemente, yo no me conformo con la legalidad, ilusa de mí.