El Fuego o Castilla.

Como disyuntiva…
De momento creo que prefiero quemarme bajo la luz del Sol.
No ha sido una experiencia extraordinaria. Al fín y al cabo son tiempos éstos en los que, la primera visita de regreso al origen, es vivida por millones de personas en el mundo. Muchísimos de ellos como resultado de circunstancias mucho más trágicas que las nuestras. Y aún más gente no puede ni regresar.
Pero sí que ha sido una experiencia en muchos momentos asfixiante. Lógico, todo el mundo quiere quedar, lo que es agradable… El problema se da cuando tus prioridades no coinciden con las de ellos.
Cristina es mi cielo. Mi hermano Ru es mi ídolo y Silvi es, sin lugar a dudas, la mejor. Me lo ha vuelto a demostrar de nuevo. Adoro desde que era una enana a mi hermano mayor, a pesar de todo y siempre. Ra se carga con demasiada responsabilidad. Algún día entenderá mi postura, confío en ello. ¡La enana está preciosa, vaya padrazos que son Ra y Moni ! También me entristece que apenas la veré crecer en estos primeros años, que están para comérselos.
Mi padre como siempre…en lo suyo.

Es duro comprobar que eres egoísta y quieres volver cuanto antes a tu oasis…

Esta semana estoy sola en la isla lunar…bueno, está Audrey conmigo. Pero no está él…
A ver qué tal lo llevo…
Tengo el curso de formación por la mañana y saldré a dar largos paseos con la perra.
Pero no está él, que me hace subir la autoestima por tenerle a mi lado.

Lo bueno de la falta de control emocional es como vives el subidón del amor.
Tengo la suerte de llorar de felicidad con el roce de su piel.

Cuando tengo el día optimista lo bordo.