Retroceso

De cuando éramos felices.

Mientras actualizo con temas lejanos de la idea inicial de éste blog, y más próximos a S.e.P! , soy tan consciente de que huyo de las cosas, que incluso me asusta esta repentina cobardía.
Ayer fue un día fabuloso con Giorgio, lo pasamos genial y cometimos la locura de bañarnos a las seis de la tarde en el mar, con el cielo nublado y después de quitarnos ropa de manga larga (yo incluso chaqueta de lana). Estábamos sólos en la playa. Bueno, estaba también Audrey, que se quedó en la orilla mirándonos alucinada. Yo le ponía voz, algo que hacemos habitualmente para echar unas risas: ” Pero…¿qué hacen los chorras éstos? ¿se van a mojar ahora? ”

Incluso hubo un momento del día en el que me emocioné por la conciencia de un momento reálmente feliz. Con lagrimones incluídos. Y él, el mejor, como siempre, tierno e identificado con el…

Ver la entrada original 336 palabras más

Opiniones relevantes o totalmente intrascendentes. Razón aquí.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s