Me he hecho mayor esta semana.

Durante toda la semana el tema de actualidad que más he estado siguiendo ha sido la repercusión de la intención de Espianza de volver al “ordeno y mando” de la posguerra.
Puede parecer simple mi opinión, que considero rotunda en cuanto a esto:
Menuda jeta el que admita como buena esta medida teniendo hijos. Volvemos a los tiempos de “este niño es muy travieso…¡que aprenda lo que es bueno en un internado”.
Porque en realidad es así de simple: utilizar la autoridad para seguir teniendo una coartada por no hacer el esfuerzo de acercarnos a sus intereses y NEGOCIAR.
Porque, lejos de lo que creen muchos, negociar no es colegueo. Negociar es conseguir una contraprestación por el hecho de poner en práctica el respeto por los demás. Y, una vez se consigue el respeto,aunque sea negociado, la reciprocidad llega sola.
Se habla de los profesores como víctimas. Lamento haber tenido experiencias tan cercanas, que tocan a quien más amo, de negligencias bochornosas y dejadez ante el escarnio. Tampoco son inocentes, forman parte de esta sociedad, donde lo que cuenta no es la parte solidaria o social de lo que haces, sino la vidorra que te puedas pegar, aún cuando estés en contra de lo público (ains, la puta coherencia). Creo yo que puede exigírseles, al menos, que se ganen el respeto y la autoridad demostrando carisma, honestidad y amor por lo que enseñan, ingredientes fundamentales para tener éxito con los chavales. Y como decía Pitu, si miran para otro lado cuando la violencia no es hacia ellos, tarde o temprano les tocará. Inevitable como la vida misma. La expresión de la justicia poética cuando no se les enseña lo que es la Justicia.
Así que pego aquí los hilos más interesantes que he estado siguiendo(incluso éste del Tito) y dos enlaces a entradas sobre la educación de los adolescentes, una de hace cuatro años ahora y otra de cuando estaba embarcada en lo que parecía un proyecto (luego no fue tal) relacionado con el fracaso escolar, hace unos meses.

En cuanto a la deriva social de este país y la influencia de la burbuja y el consumismo en los chavales, es de sobra conocida mi opinión en cuanto a que ha tenido una importancia tremenda, por lo que me hago eco del comentario de Pan-cracio en Escolar, que me ha parecido enorme, (entre las brillantes aportaciones de Fétido, Small, Sota, Pre, Enrique…):

“Jojojo… Efectivamente, hay que ver cómo semos… Este es un país de nuevos ricos egoistas, en el que el boom ladrillero ha generado una desprecio implícito por la formación, puesto que cualquier garrulo de 19 años que empezase a trabajar de encofrador podía estar ganando a los 20 ó 21 más que el técnico de prevención de riesgos laborales de su obra, y fardando de móvil de última generación, sellos de oro y seat león con lunas tintadas… Ahora parece que se están quedando en los institutos, porque no hay a qué agarrarse fuera… bendita sea la crisis… Tarugos siempre hubo en los institutos, y padres a los que no les importase o que les respaldasen también. Sí es cierto que los niveles medios de la formación de base se han reducido considerablemente (basta con preguntar a los profesores de cualquier escuela universitaria de ingeniería… y eso que ellos reciben a “la élite”)… Pero esos mismos que hablan de lo mucho mejores que estos chavales eran sus compañeros del Preu o de COU, probablemente deberían asumir que muchos de estos chavales nos pegarían una pasada considerable en cuestión de nuevas tecnologías… Sobre la madurez… pues en todas partes cuecen habas y en ningún sitio atan los perros con longanizas (excepto en algunas provincias de Longanizalandia)… Me han contado de primera mano los casos de “chavalitos” de 19 años en su segundo año en una escuela de ingeniería, pretendiendo entrar a una revisión de examen con su papá…Y de un ingeniero técnico (mínimo 21-22 años y con la carrera terminada) presentándose a una entrevista de trabajo con el papá para que le negocie las condiciones (un papá-manager, como el de Messi). Pero también conozco chavales y chavalas de la misma edad que han pasado al menos el equivalente a dos o tres años de su vida en otros países y otras culturas, que se escriben y hablan casi a diario con amigos de dos docenas de países distintos, que colaboran con ONGs (aquí y fuera) y que son muchas veces mejores que el 99% de mis compañeros de BUP, COU y de la Universidad… Un amigo veterinario dice que no hay perro malo, sino dueño macarra… Pues eso.

Pues eso, Pan-Cracio ha hablado. Y se ha ganao el azucarillo.
Y aluego, como contrapeso al post de Don Javier que quita hierro al informe Pisa (bueno, un sociólogo, no él propiamente, dicho sea con rigor), les dejo las reflexiones de ése peaso de Periscopio que nos iluminó Maese Piezas, que sí le concede cierta importancia al ranking, como yo creo que debería ser.
Y miren, ella empieza su nueva vida desde hace un par de semanas, peleando por estudiar lo que quiere y donde quiere, y yo sólo puedo sentirme orgullosa por el amor hacia el conocimiento que creo que la hemos inculcado. Pero no es fácil, es muy jodido ser un adolescente hoy en día.
Aunque nadie sea perfecto( y lo hemos hecho lo mejor que hemos podido, y tal y tal), siempre la responsabilidad de cómo son ellos recae en la gente con la que viven y/o los han puesto aquí, en este mundo.
Como guinda del pastel , les dejo con la creatividad de Maese Micockringnomedejapensar, que se ha currado el tema que dio origen a la contienda, los disturbios de Pozuelo.

Repescando…noches de insomnio pasadas.

http://www.goear.com/files/external.swf?file=3eb81e0

22 diciembre de 2007.

A 2 horas del sorteo del gordooooo…!

Misantropía.-(del griego misos, “odio”, y antropos, “hombre, ser humano” ). Tendencia social y psicológica por una antipatía general hacia la especie humana.
No representa un desagrado por personas concretas, sino la animadversión de los rasgos compartidos por toda la humanidad.
Misántropo.-persona que muestra antipatía, ligera o marcada,
hacia el hombre como ser humano.
La misantropía no equivale necesariamente a una actitud inhumana hacia la humanidad.
Su antonimia es filantropía.
CÉLEBRES MISÁNTROPOS
  • En la comedia “El misántropo” de Molière, Alciestes, su protagonista, busca en el exilio voluntario a la vida ermitaña, la solución a su hartazgo por la humanidad.
  • Jonathan Swift, escritor satírico irlandés, realiza en su obra “Los viajes de Gulliver “, una de las críticas más amargas que se han escrito contra la sociedad y la condición humana.
  • William S. Gilbert: “Odio a mis congéneres”.
  • Arthur Shopenhauer, tan misántropo como indica su reputación, escribió que ” la existencia humana debe ser una especie de error”.
  • Sin embargo concluyó que ” el trato ético hacia los otros es la mejor actitud, porque todos somos sufridores y parte de la misma voluntad de vivir”
  • José Ortega y Gasset. Prólogo de su obra ” La rebelión de las masas”: “…no me he dirigido jamás a la humanidad, que es la forma más sublime y, por tanto, más despreciable de la democracia…, fue adoptada hacia 1.750 por intelectuales descarriados, ignorantes de sus propios límites, y que siendo, por su oficio, los hombres del Logos, han usado de él sin respeto, sin darse cuenta de que la palabra es un sacramento de muy delicada administración.”
  • En el álbum ” The Holy Bible”, tercero de la banda galesa Manic Street Preachers, aparecen temas de misantropía, que incluyen versos tales como ” todo lo que predico es extinción”.
  • Florence King, ensayista estadounidense que se autoproclama misántropo, escribió en clave de humor ” With Charity Toward None : A Fond Look at Misanthropy ” ( Por caridad hacia nadie : una entrañable mirada hacia la misantropía ).
  • Pío Baroja. El escepticismo barojiano expresa su idea de un mundo que carece de sentido y su falta de fe en el ser humano, que hacen que rechace soluciones religiosas, políticas o filosóficas, conduciéndole a un individualismo no liberal porque no es optimista, y que podría calificarse de anarquizante.
  • Francisco de Quevedo, escritor del Siglo de Oro español. En su sátira degrada a las personas mediante cosificación o animalización.
  • Dr. Gregory House, personaje de ficción de la serie televisiva “House”, en la que Hugh Laurie interpreta a este médico misántropo declarado, especialista en nefrología y en enfermedades infecciosas.

Fuente: wikipedia.

No recuerdo el motivo de este post en “Salvad el Planetaaa!!!”… pero estaba jodida fijo…¡eran las 6 de la mañana y aún no me había metido al sobre!